Cheesecake de te matcha

¿Quién se apunta a una de cheesecake de te matcha? El pastel de queso es buenísimo y nos gusta de todas maneras: solo, con frutos del bosque, mezclado con brownie… Y sí, ¿por qué no con té matcha? Para nosotras, todo lo que sea pastel de queso es éxito asegurado ?

Cheesecake de te matcha

La primera vez que probamos el té matcha fue en un restaurante japonés de Girona, donde comimos un coulant de chocolate blanco y té matcha. En aquel momento no había el boom que hay ahora con este ingrediente y, sin saber qué era, decidimos arriesgarnos a probar lo que resultó ser una auténtica delicia ? Si todas las cosas con las que nos arriesgamos fueran así de buenas…!

Desde aquel día que, como a ti también te habrá pasado, lo hemos visto en la carta de postres de varios restaurantes y buf… podríamos quedar llenas de té matcha solo con abrir Instagram. Pero nunca nos cansaríamos de él ?

El pastel de queso y té matcha que te traemos hoy es súper espectacular. Muy bueno y estéticamente muy bonito, con tres capas bien diferenciadas de deliciosos sabores y texturas. Una base crujiente de galleta y dos capas cremosas con chocolate blanco y té matcha.  De 10 ?

¿Qué es el té matcha?

El té matcha es una variedad de té verde, que se utiliza en la ceremonia del té japonesa. En un curso de cocina japonesa que hicimos el año pasado, nos explicaron que tienen todo un ritual para prepararlo (utilizan una curiosa brocha de bambú que se llama chasen para mezclarlo), servirlo, siempre por orden jerárquico y bebérselo. La verdad es que justamente nosotras nunca lo hemos probado así, en la que parecería la manera más habitual, bebiéndolo.

Y es que desde hace un tiempo, quizás tres o cuatro años, el consumo de té matcha se ha extendido en todo el mundo. Pero aquí en occidente se suele preparar exclusivamente en postres, cosa que hace que tengan un color muy peculiar (¡un verde potente!).

El té matcha dicen que tiene propiedades muy buenas para el organismo: es rico en antioxidantes, ayuda a reducir el colesterol y los niveles de azúcar en sangre y muchos otros beneficios que hace que sea considerado una súperbebida.

Una combinación perfecta: té matcha y chocolate blanco

Si estás pensando en utilizar té matcha o lo has visto en algún restaurante te habrás fijado que hay una combinación con este té que es muy habitual: ¡con chocolate blanco! Nosotras también utilizamos chocolate blanco en la receta de cheesecake de té matcha de hoy, y es que son dos ingredientes que realmente combinan muy bien.

¿Dónde puedo encontrar té matcha?

No te engañaremos, encontrarlo no es especialmente fácil. Si vives en una ciudad grande podrás encontrarlo en alguna tienda especializada. Si no, tendrás que hacer como nosotras, que lo hemos comprado por Internet (en Amazon).

El precio del té matcha tampoco es muy asequible, por ahora. Nosotras lo compramos en Amazon y por una bolsa de 100 g pagamos unos 18€. Parece caro, pero la verdad es que para una receta como la de hoy o similar solo necesitarás una cucharada o dos. Así que cunde mucho!

¿Cómo se utiliza el té matcha?

El té matcha puedes bebértelo como cualquier otro té. Pero, aparte de este uso obvio, puedes utilizarlo en muchas otras recetas de postres, como para hacer coulants, bizcochos, pasteles, helados, galletas, macarons…. Vaya, todo lo que puedas imaginarte y más!

De hecho, algunas marcas, sobretodo en Estados Unidos pero también en Japón, ya están sacando muchos productos con “sabor a té matcha”: Oreos de té matcha, KitKats de té matcha, bastoncitos tipo Mikado de té matcha… No es que el mundo se haya vuelto loco, sino que esto del té matcha da para mucho! ?

Receta: Cheesecake de té matcha
Autor: 
Tipo de receta: Dulces y postres
Tiempo de preparación: 
Tiempo de cocción: 
Tiempo total: 
Cantidad: 6 porciones
 
Ingredientes
BASE
  • 70 g de galletas tipo Digestive
  • 40 g de mantequilla
CAPA DE CHEESECAKE (PARTE BLANCA)
  • 130 g de Philadelphia
  • 30 g de azucar
  • 2 huevos
  • 15 g de leche condensada
  • 75 g de nata líquida
  • 15 g de harina
  • 1 cucharadita de zumo de limón
CAPA DE TÉ MATCHA (PARTE VERDE)
  • 4 g de te matcha
  • 20 g de leche condensada
  • 15 g de chocolate blanco
Paso a paso
  1. Para preparar la base: tritura bien las galletas y mézclalas con la mantequilla derretida. Rellena la parte de bajo del molde con esta mezcla.
  2. La parte central (blanca) del pastel, y la parte de arriba (verde) son, en realidad, la misma. Ahora verás que no es hasta el final que la mezcla se divide en dos y en una se incorpora el té y el chocolate y en la otra no.
  3. Para hacerlo mezcla bien con una batidora todos los ingredientes de la capa de cheesecake hasta que quede una mezcla homogénea. Divide esta mezcla en dos, y una de las mitades ponla en el molde, sobre la base de galleta. Ponlo en el horno a 180º unos 15 minutos.
  4. Mientras, a la otra mitad de la mezcla, añádele los ingredientes de la capa de té matcha (té matcha + leche condensada + chocolate blanco).
  5. Pasados los 15 minutos de horno, saca el pastel y en la parte superior, con mucho cuidado y poco a poco, añade la segunda mitad de la mezcla, la que lleva el té i el chocolate. Tápalo con un poco de papel de plata por encima (si no lo haces la parte superior del pastel se tostará y ya no tendrá el color verde que te interesa, por lo tanto, ¡es un punto importante!), y ponlo al horno unos 25-30 minutos a 175ºC.
  6. Pasado este tiempo, sácalo del horno y déjalo enfriar completamente.
  7. ¡Listo para comer!
 

Leave a Reply