Pizza de calçots

Recetas

30 de Marzo de 2015

Desde que tengo uso de razón, a principios de año siempre hacemos una, dos o tres calçotades. Nos comemos los calçots de la manera tradicional: cocidos a la brasa y con una buena salsa romesco. ¡Son deliciosos!

Este año hemos querido ir un poco más allá y darle una segunda vida al calçot. Nos parece que si no es haciendo la típica calçotada no podemos sacarles más provecho. Y, si vives en medio de la ciudad, hacer una buena hoguera no es tan fácil… Así que este año nos hemos decidido a reivindicar el calçot de una manera más original.

Pizza de calçots con romesco

La receta que os proponemos es una sabrosa y melosa pizza de calçots. Cocina italiana y cocina catalana… El resultado ha sido buenísimo y hemos sacado dos conclusiones: 1) que el calçot es un ingrediente mucho más versátil de lo que parece y que mezclado con otros ingredientes sale un resultado de 10 y 2) que el calçot es un ingrediente que permite distintas cocciones y, a pesar de que nos encantan a la brasa, no siempre es posible hacerlos así, por lo que prepararlos al horno es una idea excelente.

Pizza de calçots
Autor: 
Cocina: Catalana
Tiempo de preparación: 
Tiempo de cocción: 
Tiempo total: 
Cantidad: 1 pizza grande
 
Ingredientes
Para la masa de la pizza
  • 250g de harina de fuerza
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 165ml de agua tíbia
  • Medio sobre de levadura de repostería
  • Un chorro de aceite de oliva
Para la salsa romesco
  • Un puñado de almendras tostadas
  • Un puñado de avellanas tostadas
  • 2 tomates
  • 3 granos de ajo
  • Una cucharadita de pimentón dulce
  • Una cucharadita de carne de ñora
  • Sal
  • Un chorrito de vinagre
  • 250ml de aceite
Para la pizza
  • Salsa de tomate casera
  • 15 calçots
  • Mozzarella fresca
Paso a paso
  1. Primero, limpia bien los calçots bajo el agua del grifo.
  2. Pon los calçots en una fuente para el horno y cuécelos a 200º durante 25 minutos. A la mitad de la cocción, gíralos.
Para la masa de la pizza
  1. Mezcla la levadura y el azúcar junto con el agua tibia. Déjalo reposar unos 5 minutos.
  2. Mientras, mezcla la harina con la sal. Pasados los 5 minutos, añádele el agua con la levadura y el azúcar.
  3. Amasa la harina con los líquidos hasta que quede una masa homogénea y elástica.
  4. Deja reposar la masa como mínimo 30 minutos.
Para la salsa romesco
  1. Escaliva los tomates y los ajos. Lo mejor es hacerlo en la barbacoa, pero también puedes hacerlo al horno e incluso al microondas para una salsa exprés! Una vez cocidos, pélalos.
  2. Pon todos los ingredientes en el vaso de la batidora: las almendras, las avellanas, los tomates y ajos escalivados, el pimentón, la ñora, el vinagre y la sal.
  3. Tritúralo todo enérgicamente y añade el aceite poco a poco. Cuando este la salsa ligada, ya tendrás el romesco a punto.
Montaje de la pizza
  1. Estira la masa de la pizza y dale forma redonda.
  2. En la base pon un par de cucharadas de salsa romesco junto con un par de cucharadas de salsa de tomate casera.
  3. Pela los calçots quitando la primera capa y cubre la base de la pizza con ellos. Por encima reparte unos trozos de mozzarella.
  4. Cuece la pizza al horno a 220º durante 15 minutos.
 

2 Comments

Leave a Reply