Guía completa paso a paso para crear un blog de cocina con WordPress

¿Te gustaría crear un blog de cocina con WordPress? ¡Genial! ? Estás en el sitio indicado. Hace años que creamos nuestro propio blog con WordPress y, además, trabajamos ayudando a empresas y otros bloggers a crear sus propias webs. Así que queremos ayudarte a ti también con este tutorial en 5 pasos para que puedas crear un blog de cocina con WordPress.

Te animamos a que no tengas miedo a lanzarte a crear tu blog en WordPress. Sabemos que WordPress es quizá una de las plataformas que requieren de mayor tiempo y conocimientos, pero merece la pena. Si dudas sobre qué plataforma es mejor para ti, te animamos a que leas esta comparativa de las mejores plataformas para blogs de cocina.

Allá vamos:

1. Define tu naming o como quieres llamarte

Lo primero que debes hacer antes de crear un blog de cocina es elegir el nombre con el que vas a bautizarlo. Escoger naming único y atractivo para tu blog es el primer paso hacia el éxito.

Antes que nada veamos las características básicas que debe cumplir un buen naming:

Diferenciador y único, que te ayude a destacar de los demás blogs de cocina.
Fácil de recordar. Los nombres breves son más memorables.
✓ Que sea claro y defina lo que van a encontrar en tu blog.
Duradero: que puedas identificarte con él por mucho tiempo.
✓ Que sea fácil de pronunciar.

Para crear un buen nombre para tu blog te recomendamos que cojas papel y boli y que durante unos días vayas apuntando allí todas las ideas que vengan a tu mente. Una vez tengas unas cuantas ideas, elimina todas las que no cumplen los cinco requisitos anteriores. Así te quedarás con una lista más pequeña de candidatos. Entonces será cuestión de analizar un poco la competencia, ver qué nombres y dominios están libres y decidirte por el mejor.

Para hacer una lluvia de ideas de nombres para tu blog puedes tratar de pensar namings a partir de estos tipos de nombres de marcas:

Namings para blog de cocina

 

1. Nombres descriptivos

En este caso el nombre describe perfectamente qué hace la empresa. En este caso, describe de qué va el blog.

Por ejemplo, si la temática de tu blog es sobre recetas sin gluten, puedes empezar jugando con estas palabras. Un nombre descriptivo seria, por ejemplo, Mis recetas sin gluten, Blog de recetas sin gluten, Blog sin gluten, etc.

2. Neologismos

Los neologismos son nombres nuevos que creamos a partir de dos palabras que ya existen. A menudo se trata de juntar la primera sílaba de una con la última de la otra.

Un muy buen ejemplo: El comidista. Es un nombre inventado que se crea a partir de la unión de “comer” o “comida” y el sufijo -ista, que indica profesión o oficio. Así se crea un nombre nuevo que significaría algo como “dedicarse a comer”.

3. Nombres abstractos o inventados

Los nombres de marcas abstractos son nombres 100% inventados. Que no quieren decir nada ni tienen por qué tener relación con el blog, si no que nos gustan por su sonoridad y su originalidad. Por ejemplo puedes usar onomatopeyas o ruidos que hace algo al cocinarse.

4. Nombres que hacen referencia a alguien

Puedes crear el nombre de tu blog de cocina a partir de tu nombre. Por ejemplo, si te llamas Laia, tu blog puede llamarse Las recetas de Laia, Laia en la cocina o Cocinando con Laia. El único problema es que, depende de tu nombre, el resultado puede ser poco original y que ya se esté usando.

5. Acrónimos

También puedes crear el nombre de tu blog a partir de las iniciales de otras palabras que te definan. Por ejemplo, si la característica principal de tu blog es que preparas Recetas para Famílias Hambrientas, puedes nombrar a tu blog REFHAM.

6. Palabras en otros idiomas

Puedes recorrer a palabras en otros idiomas, ya sea inglés, francés, italiano… ¡El que sea! Busca palabras que tengan algo que ver con la temática de tu blog, palabras que te gusten por su sonoridad. Ten en cuenta que esto, pero, no debe comprometer la fácil pronuncia del nombre de tu blog.

7. Nombres evocadores

Estos namings son aquellos que intentan transmitir alguna sensación o emoción. En el mundo de los blogs de cocina es fácil evocar emociones, ya que, para los que nos gusta cocinar y comer, la comida se trata de eso: ¡de un montón de sensaciones! Así que puedes recurrir a palabras y adjetivos como delicias, de rechupete, esponjoso, riquísimo, bueno… O también a olores y gustos concretos que te gusten.

 

2. Contrata tu dominio y hosting

Cuando tengas 2 o 3 namings en mente, te recomendamos que compruebes la disponibilidad del dominio. Para ello, entra en un registrador de dominios y prueba suerte. Nosotras te recomendamos que uses Webempresa, ya que es de los mejores proveedores de hosting a nivel español y es muy fiable.

Registro dominio Webempresa

Si tienes mucho interés en registrar un dominio concreto no esperes muchos días en contratarlo: hay empresas que se dedican a buscar dominios muy solicitados para comprarlos ellos y revenderlos a un precio muy superior al habitual. Así que ya lo sabes, ¡sin prisa pero sin pausa! Contratar tu hosting y dominio con Webempresa >>

Una vez ya tengas tu dominio y tu hosting apunto ya podrás instalar WordPress y en pocos minutos podrás empezar a personalizar tu blog.

3. Instala WordPress

Nosotras te animamos a que no tengas miedo a lanzarte a crear tu blog en WordPress. Sabemos que WordPress es quizá una de las plataformas que requieren de mayor tiempo y conocimientos, pero merece la pena. Si dudas con qué plataforma es mejor para ti, te animamos a que leas esta comparativa de las mejores plataformas para blogs de cocina.

Para instalar WordPress deberás seguir estos 3 pasos:

1r paso: entra en tu hosting por FTP

Lo primero que deberás hacer es entrar en tu servidor vía FTP. ¡No te asustes! Es muy fácil. Para ello deberás instalarte un programa de FTP, como Filezilla. Una vez dentro, sigue estos pasos para configurar tu servidor:

  1. Ve a Gestión de sitios (cmd+S o ctrl+S)
  2. Haz clic en Añadir un sitio
  3. Rellena los datos de tu hosting: anfitrión (suele ser algo como ftp.tudominio.com), puerto, usuario y contraseña. Estos datos te los facilitará tu proveedor de hosting.
  4. Haz clic en Conectar y ¡listo!
Conectarse al servidor vía FTP con Filezilla

2º paso: descarga WordPress

Una vez estés dentro de tu hosting, deberás entrar en WordPress.org y descargar todo el paquete WordPress. Para ello, sigue estos pasos:

  1. Descarga WordPress de la página oficial
  2. Descomprime el archivo .zip que te has bajado
  3. Sube todas estas carpetas en la raíz de tu dominio por FTP. Para ello, arrastra todas las carpetas que te has bajado de WordPress dentro de Filezilla y deja que suban en el servidor.
Instalar WordPress en el servidor

3r paso: crea tu base de datos

Antes de continuar con la instalación de WordPress, deberás crear una base de datos en tu servidor, donde WordPress almacenará toda la información de tu blog. Para ello, deberás entrar en el administrador de tu hosting y crear una base de datos. Anota el nombre de la base de datos, el usuario y la contraseña. Lo necesitarás en el siguiente paso.

En el caso que estés trabajando con Webempresa, para crear la base de datos deberás entrar en tu cPanel y dirigirte a Bases de datos MySQL®. Una vez allí, crea una dándole un nombre y una contraseña.

Crear base de datos MySQL con Webempresa4º paso: vincula la base de datos con tu WordPress

Para conectar tu blog con la base de datos que has creado, debes editar el archivo wp-config.php. Este archivo lo encontrarás en la carpeta que te has bajado de WordPress.org. Abre este archivo y edita los siguientes campos con el bloc de notas:

define('DB_NAME', 'nombre-de-tu-base-de-datos');
define('DB_USER', 'nombre-de-usuario');
define('DB_PASSWORD', 'contraseña');
define('DB_HOST', 'localhost');

Una vez editados los campos, guarda el archivo y sustitúyelo por el que tienes en el servidor.

5º paso: instala WordPress

¡Ya estamos en el último paso! Si has hecho los cuatro pasos anteriores correctamente, solo te quedará abrir en tu navegador la siguiente dirección: www.tudominio.com/wp-install.php y seguir los pasos que te va indicando WordPress. Deberás definir el nombre de tu sitio web y el usuario y contraseña con el que acceder al administrador.

Una vez finalizado el proceso de instalación te dirigirá a la página de acceso donde deberás entrar con el usuario y contraseña que acabas de establecer. Una vez dentro, ¡bienvenido/a a tu nuevo blog! 🙂

Recuerda que siempre que quieras volver a entrar en el administrador deberás teclear en tu navegador www.tudominio.com/wp-admin.

4. Diseña y personaliza tu blog

Ahora que ya tienes la plataforma de tu blog apunto te queda una de las partes más divertidas y creativas: ¡darle color a tu blog! Pensar qué tipo de blog quieres crear a nivel estético y que se identifique con el tipo de contenido que vas a ofrecer a tus lectores.

Por ejemplo, si tu blog será sobre recetas de pan artesano, querrás escoger una gama de colores cálidos y una tipografía con serifa, que le dé un toque rústico a tu blog. En cambio, si tu blog de cocina es sobre cocina molecular, seguramente la mejor opción será optar por un estilo mucho más minimalista.

Antes de empezar a diseñar tu blog, pues, es necesario que emplees un tiempo reflexionando sobre qué imagen quieres proyectar: ¿moderna? ¿rústica? ¿hipster? ¿infantil? ¿ecológica? ¡Hazte esta pregunta y de su respuesta dependerá el resto!

Si no tienes muy claro por donde empezar, aquí te explicamos todo lo que tienes que tener en cuenta a la hora de diseñar y personalizar tu blog de cocina.

1. Elige una plantilla de WordPress

Las plantillas de WordPress son como el esqueleto de tu blog: le dan forma y definen qué estructura va a tener. Cuando instales WordPress y entres en el panel de administración de tu blog verás que si en el menú lateral seleccionas Apariencia > Temas, te aparecerán todos los temas (o plantillas) que puedes utilizar.

Themeforest - Crear tu blog de cocina

Puedes utilizar una de las plantillas que viene por defecto o bien buscar otra de nueva, ya sea gratis o pagando (el precio de una plantilla de WordPress es de unos 40-60€). Nosotras siempre hemos optado por una plantilla pagada porque partes de una estructura que se adapta perfectamente a lo que tienes en mente. Y después, si te apetece, podrás personalizar esta plantilla y hacértela tuya, ¡a tu estilo!

Para descargar tu plantilla te recomendamos la página Themeforest, donde encontrarás centenares de plantillas para todos los gustos y con infinidad de posibilidades. La plantilla que escojas marcará la estructura de tu blog, así que tomate tu tiempo a la hora de escoger aquella que más te guste.

2. Define los colores

Teniendo en cuenta el estilo que crees que debes proyectar, escoge 3-4 colores que se identifiquen con ello. Estos colores se verán reflejados en tu blog, en el logotipo, en los elementos gráficos que utilices (botones, franjas de color) o en los títulos de las entradas, por ejemplo.

Si no sabes cómo escoger tus colores, la plataforma Kuler puede serte de gran ayuda. Bastará con que entres y, estando en la pestaña “Explore”, escribas en el buscador aquello con lo que te identificas. Por ejemplo, “rustic”, si quieres proyectar esa imagen.

Elegir los colores para crear un blog de cocina

Kuler te va a enseñar gamas de colores que se identifican con tu concepto. Escoge la que más te gusta y haz click en “Edit Copy”. Allí verás todos los detalles de tus colores y podrás acabarlos de ajustar a tu gusto. Debes copiarte el código hexadecimal (HEX) de cada color que escojas. Verás que podrás aplicarlo en tu plantilla y que así tu blog de cocina tenga los colores que hayas elegido.

Crear un blog de cocina

3. Escoge tu tipografía

Cuando ya hayas instalado tu plantilla en WordPress seguramente verás que ya dispone de un montón de tipografías de manera predeterminada. Normalmente allí ya encontrarás todas las Google Fonts (tipos de letra que Google te da gratis para poder utilizar). De no ser así, ve a Google Fonts y descárgate la tipografía que más te guste y podrás instalarla en tu blog sin problemas con este plugin.

A la hora de escoger la tipografía ten en cuenta que el tipo de letra que escojas debe ser fácil de leer y clara. Puedes escoger un par de tipografías, por ejemplo, una para títulos y una para el cuerpo de texto. Te recomendamos no utilizar más tipografías porque dará una imagen poco coherente y quizás un poco infantil. Así que ya lo sabes, ¡menos es más!

4. Diseña tu logotipo

Para crear el logotipo de tu blog de cocina tienes dos opciones: buscar un elemento identificativo, como un dibujo o símbolo y crear tu logotipo con ello o bien crear tu logotipo en base a una tipografía.

En el primer caso,  ten en cuenta de qué trata tu blog de cocina: ¿hablas sobre cocina asiática? ¿es un blog de recetas de cupcakes? Escoge un elemento que te identifique. En estos dos ejemplos, podría ser unos palos chinos en el primer caso o una silueta de un cupcake en el segundo caso. Procura tener siempre en mente el estilo que quieres transmitir y crea una imagen acorde con ello.

La segunda opción es crear tu logotipo en base a una tipografía. En este caso, escoge una tipografía que te guste y que siga tu estilo y tu logotipo será el nombre de tu blog escrito en esta tipografía. El ejemplo más claro de un logotipo de este tipo es el de Coca-Cola. La tipografía que utilices en tu logo puede ser única, es decir, no tienes porque volverla a utilizar en ningún otro elemento de tu blog y también puedes crearla a mano y será única.

Para crear tu logotipo te recomendamos utilizar Adobe Illustrator si tienes unos mínimos conocimientos en diseño, y sino hay otras herramientas que te pueden ser muy útiles como Canva.

¡Una vez hayas seguido estos pasos ya tendrás tu blog de cocina apunto! A partir de aquí podrás empezar a crear contenido y actualizar tu blog a medida que tengas nuevas recetas o información interesante para tus seguidores. ¡Aquí comienza tu veradera aventura en el universo de los blogs de cocina! ?

Si tienes cualquier duda o necesitas ayuda, no dudes en contactarnos en hola@missgourmand.com 🙂

Leave a Reply